Uso y matenimiento adecuados

Antimicrobial Copper complementa las prácticas habituales de control de infecciones que son vitales para la seguridad de los pacientes. Estas superficies deben ser cuidadas debidamente.

Antimicrobial Copper proporciona una segunda línea de defensa en la lucha frente a microbios patógenos, pero se debe cuidar de manera adecuada para que trabaje de manera eficaz.

El uso de aleaciones de Antimicrobial Copper (como por ejemplo, el latón y el bronce) no sustituye a los procesos habituales para el control de infecciones ni a las buenas prácticas de higiene. Las superficies Antimicrobial Copper se deben limpiar y desinfectar según las prácticas estándar. Los centros sanitarios deben llevar a cabo un correcto mantenimiento del producto de acuerdo a las guías de control de infecciones; los usuarios deben continuar con las prácticas habituales de control de infecciones, incluidas aquellas que tengan que ver con la desinfección de todas las superficies.

Las superficies de Antimicrobial Copper pueden estar sujetas a una nueva contaminación y el nivel de bacterias activas en un momento determinado dependerá de la frecuencia y el momento de la contaminación y de la limpieza de la superficie (entre otros factores). Para que la superficie de la aleación de cobre tenga un efecto antimicrobiano adecuado, el producto debe ser limpiado y mantenido de acuerdo con las instrucciones que aparezcan en la etiqueta del producto.

Las superficies de Antimicrobial Copper no deben ser enceradas, pintadas, lacadas, barnizadas o tratadas de cualquier otra manera.

Las limpiezas rutinarias para eliminar la suciedad y el polvo son necesarias para asegurar la eficacia antimicrobiana de las superficies de las aleaciones de Antimicrobial Copper. Se pueden usar los productos de limpieza habituales para las superficies de contacto; el producto más apropiado para dicha limpieza dependerá del tipo de suciedad y del grado de desinfección requerida. La pérdida de brillo normal o el desgaste de las superficies de Antimicrobial Copper no perjudican la eficacia antimicrobiana del producto.

Antimicrobial Copper puede utilizarse para las superficies de contacto en hospitales, en otros centros sanitarios y en un gran número de edificios públicos, comerciales y residenciales.

El cobre y las aleaciones de cobre son materiales industriales duraderos, con una amplia paleta de colores y reciclables, y están disponibles en varias formas de producto adecuadas para diferentes fines de fabricación. El cobre y sus aleaciones ofrecen un conjunto de materiales para los diseñadores de productos funcionales, sostenibles y rentables.

El cobre y algunas aleaciones de cobre, que se engloban bajo el término Antimicrobial Copper (cobre antimicrobiano), tienen propiedades antimicrobianas intrínsecas y los productos hechos de estos materiales tienen el beneficio secundario adicional de contribuir al diseño higiénico. Los productos hechos con Antimicrobial Copper son un complemento y no un sustituto de las prácticas habituales para el control de infecciones. Es esencial continuar con las prácticas actuales de higiene, incluyendo aquellas relacionadas con la limpieza y desinfección de superficies ambientales.

Al continuar utilizando este sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Puedes obtener más información en este enlace.

Aceptar