Previniendo la propagación de virus respiratorios

Una nueva investigación de la Universidad de Southampton ha demostrado que el cobre puede ayudar  a prevenir la propagación de virus respiratorios, vinculados al síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) y al síndrome respiratorio de Oriente Medio (SROM).

3 de noviembre de 2015

Los coronavirus de animales que saltan a un huésped humano, como el SRAS y el SORM, resultan en infecciones graves con una elevada tasa de mortalidad. Los investigadores de la Universidad de Southampton observaron que un coronavirus humano estrechamente relacionado (229E), puede permanecer infeccioso sobre la superficie de materiales comunes durante varios días, pero se elimina rápidamente sobre una superficie de cobre.

Un estudio recientemente publicado en mBio - una revista de la Sociedad Americana de Microbiología – menciona que el coronavirus humano 229E, que produce una serie de síntomas respiratorios que van desde el resfriado común a resultados más letales como la neumonía, puede sobrevivir en la superficie de materiales como las baldosas cerámicas, el vidrio, el caucho y el acero inoxidable durante al menos cinco días. Mientras que la transmisión humano a humano es importante, las infecciones pueden contraerse por tocar superficies contaminadas por las gotitas respiratorias de las personas infectadas o por contacto con una mano, lo que lleva a una propagación más rápida y amplia.

Sobre el cobre y una gama de aleaciones de cobre denominadas colectivamente como Antimicrobial Copper, el coronavirus se inactiva rápidamente (al cabo de pocos minutos, al simular la contaminación de una mano). La exposición al cobre destruye el virus por completo y de manera irreversible, lo que lleva a los investigadores a la conclusión de que las superficies de cobre antimicrobiano podrían emplearse en zonas comunes y en cualquier otra con un elevado tránsito de personas,  para ayudar a reducir la propagación de virus respiratorios y proteger la salud pública.

Según la doctora Sarah Warnes, investigadora principal: "La transmisión de enfermedades infecciosas a través de superficies contaminadas es mucho más importante de lo que se pensaba en un principio, y esto incluye a los virus que causan infecciones respiratorias. Esto es especialmente importante cuando la dosis infecciosa es baja y apenas unas pocas partículas de virus puede iniciar una infección."

"Se demostró que el coronavirus humano era desactivado de forma rápida y permanente al entrar en contacto con el cobre. Es más, el genoma viral y la estructura de las partículas virales fueron destruidas, por lo que no quedó nada que pudiese transmitir una infección. Con la falta de tratamientos antivirales, el cobre ofrece una medida que puede ayudar a reducir el riesgo de propagación de estas infecciones."

Al hablar sobre la importancia del estudio, el profesor Keevil, coautor y jefe de la Unidad de Salud Ambiental de la Universidad de Southampton, comentó: "Los virus respiratorios son responsables de más muertes, a nivel mundial, que cualquier otro agente infeccioso. La evolución de los nuevos virus respiratorios y el resurgir de cepas históricamente virulentas, plantean una amenaza significativa para la salud humana."

"La rápida inactivación y destrucción irreversible del virus observada sobre superficies de cobre y aleaciones de cobre sugiere que la incorporación de superficies de aleación de cobre, junto con un régimen de limpiezas eficaz y la buena práctica clínica, podrían ayudar a controlar la transmisión de estos virus."

La investigación previa del profesor Keevil y la doctora Warnes ha demostrado la eficacia de cobre contra norovirus, virus de la gripe y superbacterias como SARM y Klebsiella, además de detener la transferencia de genes de resistencia a antibióticos a otras bacterias para crear nuevas superbacterias.

El cobre y las aleaciones de cobre son materiales industriales duraderos, con una amplia paleta de colores y reciclables, y están disponibles en varias formas de producto adecuadas para diferentes fines de fabricación. El cobre y sus aleaciones ofrecen un conjunto de materiales para los diseñadores de productos funcionales, sostenibles y rentables.

El cobre y algunas aleaciones de cobre, que se engloban bajo el término Antimicrobial Copper (cobre antimicrobiano), tienen propiedades antimicrobianas intrínsecas y los productos hechos de estos materiales tienen el beneficio secundario adicional de contribuir al diseño higiénico. Los productos hechos con Antimicrobial Copper son un complemento y no un sustituto de las prácticas habituales para el control de infecciones. Es esencial continuar con las prácticas actuales de higiene, incluyendo aquellas relacionadas con la limpieza y desinfección de superficies ambientales.

Al continuar utilizando este sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Puedes obtener más información en este enlace.

Aceptar