Ensayos en hospitales

Se están llevando a cabo ensayos en hospitales de todo el mundo para investigar el potencial de Antimicrobial Copper en la lucha contra las infecciones nosocomiales.

Las pruebas en laboratorio han demostrado de forma concluyente que Antimicrobial Copper elimina de manera continuada las bacterias que causan infecciones y que es la superficie de contacto más efectiva. Ahora, los ensayos clínicos que se están llevando a cabo pretenden demostrar el beneficio de Antimicrobial copper en condiciones reales de uso. Estos ensayos se desarrollan en hospitales de todo el mundo, aportando una variedad de protocolos de ensayo, diferentes salas (geriátricos, cuidados intensivos y medicina general), cepas de organismos en clínicas locales y centros de salud nacionales para poner a prueba Antimicrobial Copper.

Reino Unido

En Reino Unido, el profesor Tom Elliott, Consultor Microbiólogo y Director Adjunto de Medicina de la Universidad de Birmingham NHS Foundation Trust, lideró un ensayo en el Hospital Selly Oak de Birmingham. El ensayo tuvo lugar en una sala de medicina general con componentes estándar y de cobre. El objetivo era demostrar la capacidad del cobre para reducir la contaminación ambiental y para mejorar las condiciones de los pacientes como un 'conjunto de cuidados' - un paquete de medidas para luchar contra las infecciones.

Los primeros resultados del ensayo, en función de las muestras de tres componentes -grifería, batientes de puerta y asientos de inodoro- se presentaron en la Conferencia Interciencia de Agentes Antimicrobianos y Quimioterapia (ICAAC) en Washington DC, EE.UU., en Octubre de 2008. Estos resultados muestran que las superficies hechas con materiales que contienen cobre eliminan un amplio rango de microorganismos potencialmente dañinos, reduciendo de forma significativa el número de estos organismos que pueden entrar en contacto con pacientes, visitantes y personal. Los datos de las muestras de los tres productos durante un período de diez semanas mostraron que los objetos hechos de cobre tenían entre un 90 y un 100% menos microorganismos que aquellos de materiales estándar (latón cromado, aluminio y plástico)[1].

El profesor Elliot explica: "Lo que esto quiere decir, es que el riesgo de contraer una infección es reducido, porque sabemos que uno de los mecanismos por los que los organismos pueden propagarse de una superficie a otra es mediante el contacto de las mismas. Por tanto estos resultados son muy interesantes"

"Los resultados que muestran la eliminación del 90 al 100% de estos organismos incluso después de un día de gran afluencia en una sala médica con objetos que han sido tocados por numerosas personas son sorprendentes. Así, esto debe ofrecernos otro mecanismos para intentar defendernos de la propagación de la infección".

Los productos de cobre instalados para el ensayo clínico - puertas, accesorios de baño, carritos y mesas camillas -, han estado sujetos a los protocolos y formularios estándar de limpieza del NHS , incluyendo aseos y desagües. Durante los 24-36 meses desde su instalación, sólo algunas superficies sufrieron una suave oxidación de la superficie. Con sus colores de cobre, oro y bronce, los componentes de cobre parecen muy diferentes comparados con los componentes estándar, pero han sido ampliamente aceptados tanto por el personal y los pacientes como por los visitantes.

La segunda fase del ensayo incluyó muestras de una completa gama de cobre y un control de las superficies de control durante un período más largo para reunir más datos.

Chile

En Chile, se registran 70.000 infecciones nosocomiales al año, comúnmente por patógenos transmitidos en el entorno hospitalario como S. aureus, P aeruginosa y A. baumanii.

En un ensayo clínico de 30 semanas en el Hospital del Cobre, en Calama, se implantaron unos exhaustivos análisis microbianos en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Novecientos noventa superficies de cobre en 90 habitaciones que contenían seis objetos diferentes de cobre se estudiaron contra un número equivalente de habitaciones y superficies que contenían objetos sin cobre. Las mesas-camilla se fabricaron a partir de aleaciones de cobre C70600. Las barandillas de las camas fueron revestidas con láminas de aleaciones de cobre C11000. Las sillas de los visitantes fueron equipadas con reposabrazos de aleaciones de cobre C70600. Se proporcionaron a su vez portasueros con aleaciones de cobre C71000. Los bolígrafos que se utilizaban para la entrada de datos en una pantalla táctil estaban hechos con latón (70% Cu, 30% Zn).

Los resultados de los ensayos clínicos demostraron una reducción de aproximadamente el 90% de los microorganismos en los objetos de cobre comparados con las muestras de control después de diez semanas. Se observó una reducción en la carga total de microbios para cada clase de microbios evaluados. Además, la actividad antimicrobiana del cobre persistió durante todo el estudio.

El cobre fue efectivo en la reducción de la carga microbiana en las 6 superficies estudiadas (es decir, barandillas de las camas en un 91%, palancas de las camas en un 82%, reposabrazos de las sillas en un 92%, bolígrafos en un 49% y portasueros en un 88%).

La media de la carga microbiana contada en las habitaciones con superficies de contacto de cobre era significativamente menor que en aquellas habitaciones sin superficies de contacto de cobre. Staphylococci era el microorganismo aislado predominante y el cobre fue efectivo en reducir la carga de Staphylococci.

Se están planificando estudios posteriores relacionados con la capacidad intrínseca del cobre en la reducción de cargas microbianas en hospitales.

Alemania

En la Clínica Asklepios de Hamburgo, Alemania, los tiradores de aluminio de las puertas y los interruptores de la luz de plástico de una sala de geriatría y las habitaciones adyacentes han sido reemplazados con equivalentes de aleaciones de cobre. Los pacientes bajo control así como las salas de ensayo tienen perfiles similares. Los datos resultados muestran una reducción significativa en la contaminación en los componentes de cobre [2].

Finlandia

Un ensayo desarrollado en una residencia de ancianos en colaboración con el Departamento de Salud Pública de la Universidad de Helsinki, comparó la contaminación en componentes de cobre con los componentes estándar en las habitaciones de los pacientes, baños y áreas comunes. Los objetos de cobre incluían carros de la ropa, tiradores de puertas, barandillas, pasamanos, desagües de las duchas y pulsadores. El primer resultado mostró niveles de contaminación superiores en los objetos sin contenido en cobre y presencia de bacterias fecales y de la orina (Staphylococcus aureus, E. coli y Candida albicans) sólo en el acero inoxidable, plástico y componentes de cromo. En el cobre y las superficies con aleaciones de cobre, sólo se detectaron bacilos y cocos Gram-positivos y la flora ambiental habitual.

EE.UU.

En EE.UU., se están llevando a cabo ensayos en tres Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en el Centro Memorial Sloan-Kettering Cancer (MSKCC) de Nueva York, la Universidad Médica de Carolina del Sur (MUSC), y el Centro Médico Ralph H. Johnson VA (RHJVA), ambos con sede en Charleston, Carolina del Sur. Los ensayos están financiados por el Departamento de Defensa de EE.UU. bajo el Centro de Investigación de Telemedicina y Tecnologías Avanzadas (TATRC). Los ensayos examinan la carga bacteriana en el ambiente, las tasas de infección y su impacto en la contaminación cruzada en las salas de UCI adaptadas con superficies de contacto de cobre en comparación con las salas de control.

También se están recopilando datos para investigar el potencial de Antimicrobial Copper para reducir la transmisión de enfermedades causadas por bacterias e identificar la reducción de las infecciones adquiridas en hospitales.

Los primeros resultados mostraron que la contaminación en superficie era mayor en aquellas superficies más cercanas al paciente[3] . Los siguientes resultados mostraron reducciones de la contaminación en un 90% en las superficies de cobre comparadas con las de control. No se encontró MRSA ni VRE en ninguna de las muestras con superficies de cobre [4].

Se está llevando a cabo un estudio similar en el Hospital Calama en Chile y los primeros resultados coinciden con los obtenidos en el Reino Unido y EE.UU. de una reducción de la contaminación en un 90% [5].

En un estudio con pacientes de ambulatorio, no sólo se confirmó la reducción en MB sino que también se observó un efecto halo- es decir, una menor contaminación en las proximidades de las superficies de cobre. Las superficies de cobre mostraban también su capacidad para reducir el riesgo de exposición a los microbios del entorno en un 17% [6].

Otros

Se están llevando a cabo otros estudios en Sudáfrica [7], Grecia y Japón.

 

[1] Role of Copper in Reducing Hospital Environment Contamination

A L Casey, D Adams, T J Karpanen, P A Lambert, B D Cookson, P Nightingale, L Miruszenko, R Shillam, P Christian and T S J Elliott, J Hosp Infect (2009), doi:10.1016/j.jhin.2009.08.018.

[2] Survival of Bacteria on Metallic Copper Surfaces in a Hospital Trial

André Mikolay, Susanne Huggett, Ladji Tikana, Gregor Grass, Jörg Braun and Dietrich H Nies. Applied Microbial and Cell Physiology, DOI 10.1007/s00253-010-2640-1. May 2010

[3] Microbial Burden of Objects in ICU Rooms

C D Salgado, K A Sepkowitz, T Plaskett, J F John, J R Cantey, H H Attaway, L L Steed, H T Michels, M G Schmidt. October 2008.

[4] A Pilot Study to Determine the Effectiveness of Copper in Reducing the Microbial Burden (MB) of Objects in Rooms of Intensive Care Unit (ICU) Patients

C D Salgado, A Morgan, K A Sepkowitz et al. Poster 183, 5th Decennial International Conference on Healthcare-Associated Infections, Atlanta, March 29, 2010

[5] Effectiveness of Copper Contact Surfaces in Reducing the Microbial Burden (MB) in the Intensive Care Unit (ICU) of Hospital del Cobre, Calama, Chile

V Prado, C Durán, M Crestto, A Gutierrez, P Sapiain, G Flores, H Fabres, C Tardito, M Schmidt. Poster 56.044, presented at the 14th International Conference on Infectious Diseases, Miami, March 11, 2010.

[6] Copper Surfaces Reduce Microbial Burden in Out-Patient Infectious Disease Practice

B E Hirsch, H Attaway, R Nadan, S Fairey, J Hardy, G Miller, S Rai, D Armellino, M Schilling, W Moran, P Sharpe, A Estelle, J H Michel, H T Michels, M G Schmidt -  presented in a poster session at the Interscience Conference on Antimicrobial Agents and Chemotherapy (ICAAC) in Boston, MA, September 13, 2010.

[7] Antimicrobial Efficacy of Copper Touch Surfaces in Reducing Environmental bioburden in a South African Community Healthcare Facility

Marais F et al, J Hosp Infect (2009), doi:10.1016/j.jhin.2009.07.010.

El cobre y las aleaciones de cobre son materiales industriales duraderos, con una amplia paleta de colores y reciclables, y están disponibles en varias formas de producto adecuadas para diferentes fines de fabricación. El cobre y sus aleaciones ofrecen un conjunto de materiales para los diseñadores de productos funcionales, sostenibles y rentables.

El cobre y algunas aleaciones de cobre, que se engloban bajo el término Antimicrobial Copper (cobre antimicrobiano), tienen propiedades antimicrobianas intrínsecas y los productos hechos de estos materiales tienen el beneficio secundario adicional de contribuir al diseño higiénico. Los productos hechos con Antimicrobial Copper son un complemento y no un sustituto de las prácticas habituales para el control de infecciones. Es esencial continuar con las prácticas actuales de higiene, incluyendo aquellas relacionadas con la limpieza y desinfección de superficies ambientales.

Al continuar utilizando este sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Puedes obtener más información en este enlace.

Aceptar